El esquí en la nieve es un deporte recreativo y competitivo que tiene literalmente miles de años. Se cree que comenzó en Noruega y Suecia alrededor del 3000 a. C. Prueba de ello es la ubicación de los restos de equipos de esquí primitivos encontrados en varios sitios de esos países. Durante la mayor parte de su vida se utilizó principalmente como método de transporte práctico en regiones donde la nieve era un evento habitual en los inviernos. Solo en el siglo XX, con el advenimiento de las competiciones y la inauguración de los Juegos Olímpicos, este evento se convirtió en un deporte competitivo en toda regla.

Este deporte es una actividad particularmente peligrosa porque generalmente implica viajar a velocidades muy altas mientras se navega por terrenos traicioneros. Muchos de estos eventos se llevan a cabo en laderas de montañas densamente boscosas o, en el caso de los eventos alpinos, en pendientes excepcionalmente empinadas y rocosas. Lamentablemente, este elemento de peligro se ha visto marcado por el hecho de que muchas personas, por lo demás cautelosas, han resultado gravemente heridas o muertas en las pendientes al caerse de sus equipos o golpear objetos a muy alta velocidad. Estos accidentes no solo les han sucedido a esquiadores recreativos, sino también a profesionales en grandes competiciones.

Tus botas serán un factor muy importante para determinar si tu experiencia será buena o no. Mucha gente piensa que las botas serán naturalmente dolorosas, pero eso es un mito. Tómate tu tiempo y asegúrate de que te queden bien antes de subir a la montaña. Si planeas ir a las pistas de forma regular, es posible que desees considerar la compra de botas. Asegúrese de que su asociado de ventas se tome el tiempo necesario para garantizar un ajuste adecuado. Si encuentra que hay ciertos puntos de presión que lo hacen sentir incómodo, su tienda debe proporcionar ajustes siempre que los necesite. Los bastones son otra pieza del equipo de esquí del que no puede prescindir, así que asegúrese de que tengan la longitud adecuada para mantenerse en equilibrio y no lesionarse.

Equipo de protección de esquí
Un buen casco es imprescindible si recién está comenzando para que su cabeza esté protegida si se cae en una carrera helada. Nuevamente, debe hablar con un profesional para asegurarse de obtener exactamente el ajuste correcto. También serán necesarias gafas y gafas de sol. Si bien las gafas de sol protegerán sus ojos del resplandor, no harán mucho para mantener el viento y el aire fuera de su cara mientras se mueve. Probablemente sea mejor comprar gafas para una máxima protección. Hable con su asociado de ventas sobre los diferentes tipos de lentes para asegurarse de que sean adecuados para usted.

 

 

Adecuado para ti

Para aquellas personas que hayan alquilado material de esquí en un resort anteriormente, es probable que estén preparados para cada uno de los elementos que necesitan. Esto incluye el impulso y los propios esquís. Este es un paso crítico en el proceso. Garantiza que obtenga el ajuste perfecto para sus necesidades para que pueda moverse fácilmente por la pendiente sin tropezar o que una de sus botas vuele por el polvo. En resumen, si quieres hacerlo bien cuando estás en las pistas, necesitas tener elementos ajustados a tu cuerpo. La edad no es un factor. El tamaño de su cuerpo y el tamaño de la bota, por otro lado, sí importan.

La experiencia es importante

Otra consideración importante al comprar este equipo es su nivel de experiencia. Algunas palas, por ejemplo, tienen diferentes ángulos o formas. Estos pueden hacerlos más rápidos o más lentos. También puede hacer que sean más difíciles de controlar. Si eres un principiante, necesitas equipo que te permita aprender a moverte primero y luego te ayude a mejorar tus habilidades con el salto. Si compra artículos sin tener en cuenta la experiencia, esto podría afectar su éxito general en la montaña y podría provocar lesiones en algunos casos.

Conseguirlo todo a un precio asequible

Una última razón para acudir a un experto para estas necesidades es porque, sin duda, necesitas comprar todo para las pistas a un buen precio. Esto puede resultar difícil en casi todos los casos si no lo ha planeado. En lugar de permitirse comprar los artículos incorrectos en una tienda departamental y pagar de más por ellos, recurra a un experto que pueda asegurarse de obtener lo que necesita al precio correcto.

El equipo de esquí viene en todas las formas y tamaños, pero también tiene todos los precios. Asegúrese de comprar lo que necesita según la asequibilidad general disponible para usted. Dedicar ese tiempo extra puede marcar una gran diferencia a largo plazo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *