El esquí sigue siendo uno de los deportes de invierno más populares del mundo, solo rivalizado por el snowboard en términos de atractivo masivo y número de entusiastas. Un número cada vez mayor de personas practican este deporte cada año, y los chalets en Morzine y otros destinos de esquí populares siguen teniendo una gran demanda cada año.

Si eres una de las muchas personas tentadas a probar el deporte, pero temes que no podrás aprenderlo tan bien como todos los demás, o si has esquiado antes pero terminaste haciendo el ridículo en público y eres reacio para repetir la experiencia, no desesperes. Este artículo ofrece algunos consejos valiosos para los esquiadores principiantes y principiantes, desde consejos más amplios y generales hasta consejos un poco más especializados. Echar un vistazo rápido antes de partir a sus vacaciones en uno de los encantadores chalés de Morzine garantizará que una mínima cantidad de personas presencie su presencia tumbada boca arriba en la parte superior de la pista.

Preparándose

El primer paso para disfrutar de su experiencia de esquí es asegurarse de que el deporte sea adecuado para usted. No sirve de nada perseverar en algo que no disfrutas, ¿verdad? Como tal, la mayoría de los expertos recomiendan alquilar o pedir prestado, en lugar de comprar, su equipo, al menos durante las primeras etapas de su “carrera”. Los lugares de alquiler de equipos de esquí abundan en los Alpes, y los posibles esquiadores no deberían tener problemas para adquirir esquís, protectores, botas y ropa de abrigo en algún lugar cercano a su resort.

Los especialistas también recomiendan que se asegure de que sus esquís sean entre 20 y 30 cm más cortos que su propia altura, ya que los esquís más cortos son más fáciles de conducir, lo que resulta en un menor número de caídas embarazosas. Las puntas de los esquís no deben cruzarse mientras esquías; si esto sucede, llévalas a la tienda de alquiler y pide unas más cortas.

La siguiente información puede hacer que su primer día sea un poco más tolerable:

– Te caerás. Mucho. Todo lo que puedes hacer es aguantar y acostumbrarte. Al igual que con todas las cosas en la vida, será más fácil.
– Además, acostúmbrese a lo difícil que será levantarse después de haberse caído y recuerde que la falta de gracia de todos es igualmente embarazosa al principio.
– Habrá personas más jóvenes que tú que pueden superarte sin esfuerzo. No se frustre ni se desanime. Esto es natural.
– Cuando se trata de la rapidez con la que esquías, las velocidades demasiado lentas y demasiado rápidas son intercambiables sobre las que los principiantes tienen poco control. Cuando encuentre un medio feliz entre las dos velocidades, verá un crecimiento personal.
– Debido a que constantemente pasa tantas horas de pie, hacer cardio intensivo para la parte inferior del cuerpo (como yoga o Pilates) ayudará a preparar las piernas enormemente.
– Asegúrese de beber al menos ocho onzas de agua, para que la deshidratación no se le acerque sigilosamente.

 

 

Después de tus primeros días en las pistas, probablemente sufrirás más que un pequeño dolor en las piernas. Algunas personas se quejan de no poder caminar, lo que es una prueba más de lo prudente que es hacer algunos ejercicios cardiovasculares antes de salir a un día de diversión nevada. Además, trate de recordar que incluso si sus amigos quieren enseñarle a esquiar, invertir en una lección de esquí profesional o dos es una necesidad vital. ¡Con un puñado de lecciones, te convertirás en un esquiador mejorado antes de que te des cuenta!

Dominar las reglas de seguridad

Una vez que el principiante ha dominado las habilidades necesarias para aventurarse en las pistas y disfrutar del esquí con otros, es importante que comprenda algunos de los riesgos y peligros asociados con el esquí y que haya dominado las reglas de seguridad para minimizar esos riesgos.

Es responsabilidad del instructor de esquí incluir la enseñanza y el interrogatorio al esquiador principiante sobre las Reglas de seguridad. Si bien a muchos instructores de esquí les gusta decir que la Regla # 1 es “Diviértete”, la diversión puede garantizarse protegiendo al esquiador principiante de cualquier daño siguiendo las sencillas Reglas de Seguridad. Esas reglas incluyen:

– Nunca te detengas en medio de la pista de esquí
– Siempre mire hacia arriba de la pista de esquí antes de comenzar a esquiar
– Esquía siempre bajo control
– ¡Divertirse!

Comentarios Concluyentes

Enseñar a los principiantes a esquiar tiene cuatro objetivos básicos:

Enseñar al nuevo esquiador a esquiar de forma segura
Enseñar al nuevo esquiador a dominar un conjunto de habilidades vinculadas lógicamente que sirvan como base sobre la que el esquiador pueda construir para avanzar en la habilidad de esquiar sin problemas.
Familiarizar al nuevo esquiador con el funcionamiento seguro de los telesillas y las reglas de seguridad.
¡Divertirse!
Una vez que el esquiador principiante ha logrado estos objetivos básicos, es libre de desarrollar las habilidades básicas que ha adquirido, avanzar a otras actividades divertidas de esquí como carreras de esquí, esquí magnate, esquí de estilo libre y disfrutar de toda una vida de actividades invernales amigos y otros miembros de la familia.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *