La cantidad de opciones disponibles para tener un viaje de esquí lleno de diversión y satisfacción es enorme. Uno siempre puede optar por el enfoque directo y clavarlo directamente en sus deportes proactivos homónimos. Otros pueden incluso ser creativos e ir más allá de la selección de actividades competitivas que se pueden disfrutar en una estación de esquí. Pero para aquellos que desean avivar sus antojos de adrenalina, existe una gran demanda de pasatiempos físicamente desafiantes. Para cualquiera que considere el esquí genérico como una opción aburrida, hay una serie de buenas razones para elegir el esquí volador. A continuación se muestran los siguientes:

Luchando contra el miedo a las alturas

Todas las personas han fantaseado con volar en un momento importante de sus vidas. Volar en esquí es exactamente el tipo de actividad que necesitas. Pero el obstáculo más obvio para esta experiencia es el miedo relativamente familiar a las alturas. La altophobia sigue siendo uno de los cinco principales miedos con los que todos los seres humanos estamos familiarizados. La idea de saltar del acantilado alpino más allá del terreno seguro del destino de vacaciones de esquí es demasiado abrumadora. Sin embargo, superar esa fobia realmente marca un hito importante en las experiencias de vida positivas en general. Las personas que han estado plagadas de miedo a las alturas durante toda su vida definitivamente pueden considerar su primer vuelo de esquí exitoso como el mayor sello de triunfo.

Majestuosa vista del paisaje

Otra ventaja muy gratificante de volar en esquí es obtener una perspectiva más íntima del paisaje de abajo. A diferencia de un viaje en helicóptero, su vista del paisaje está controlada por el piloto y no tiene el control total de su recorrido aéreo. Un piloto de esquí siempre puede virar su planeador para alterar el punto de vista y, por lo tanto, puede utilizar el ángulo de 360 ​​grados mientras está en el aire. Esta actividad de viaje de esquí siempre va mejor con una cámara GoPro para registrar un descenso exitoso.

¿Qué es el snowboard estilo pendiente?

Este subgénero de snowboard incorpora ciertos elementos de sus contrapartes como jibbing, free-riding y snowboard de estilo libre. Pero lo que distingue al estilo de pendiente es el nivel de emoción que produce tanto para la audiencia como para el jugador. Si las carreras de snowboard tienen que ver con la velocidad y la conducción libre depende únicamente del equilibrio y la precisión, el estilo de la pendiente se centra en el destello y el espectáculo. Esto es lo que uno podría esperar de un subgénero del snowboard que se conoce con la palabra raíz “estilo”.

 

 

¿Qué tan legítima es esta recreación?

A pesar de la naturaleza potencialmente despiadada de este deporte extremo, es interesante notar que el estilo de pendiente hizo su debut en los Juegos Olímpicos de 2014. Esto cimenta la legitimidad del estilo de pendiente frente a sus detractores. El primer snowboard estilo pista olímpica se llevó a cabo en Sochi, Rusia. Los atletas estadounidenses llamados Sage Kotsenberg (para categoría masculina) y Jamie Anderson (para categoría femenina) salieron victoriosos. Este deporte puede ser una idea genial para un divertido viaje de esquí, pero puede que no le vaya bien a los débiles y pusilánimes.

El clima frío puede endurecer los músculos

El clima por sí solo juega un papel importante en el rendimiento general de un jugador de biatlón de esquí. De hecho, a diferencia de otros deportes en el género de maratón híbrido, el biatlón se establece en un nivel completamente nuevo únicamente debido a la configuración del campo de juego. Una de las deficiencias más mecánicas del cuerpo humano en climas extremadamente fríos es la flexibilidad muscular. Se vuelve más complicado para los atletas con afecciones articulares preexistentes. Las bajas temperaturas tienen una forma de causar un malestar extremo repentino. Entrenar el cuerpo para aclimatarse al clima gélido reducirá gradualmente la frecuencia de los dolores articulares que podrían causar accidentes fatales durante el descenso a través de los intervalos de pendiente.

La baja temperatura interrumpe la precisión de la agilidad

La dificultad de mantener una postura estable para esquiar es una cosa. La temperatura helada baja tiene una forma de interrumpir su puntería durante la parte de tiro con rifle de la carrera de biatlón. La excelente habilidad de tiro del jugador no le haría ningún bien si se estremecía en medio de apuntar su rifle a un campo de tiro al aire libre sombrío. Acostumbrarse a la baja temperatura ayudaría a un jugador de biatlón a desarrollar nervios de acero relativamente impermeables a la ráfaga de la leve ventisca.

La humedad helada agita el metabolismo normal

Aparte del rendimiento muscular, el funcionamiento de los órganos internos todavía está sujeto a las condiciones climáticas. Una de las razones clave por las que los atletas necesitan una larga duración de adaptación fisiológica es que sus cuerpos alteren ligeramente el metabolismo. La altitud elevada provoca dificultad para respirar debido a los bajos niveles de oxígeno. Más que una incomodidad relativa, la fatiga es un síntoma de que el cuerpo está utilizando la energía de manera ineficiente. Los músculos pueden tardar un plazo comparativamente más corto en superar la curva de adaptación gélida, pero permitir que el sistema vital siga su ritmo normal puede requerir una duración más extensa del viaje de esquí.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *